Eneida

loading...

De vuelta al campo.

Una de las premisas del Diseño es que pueda llegar a todo el mundo, aunque en la práctica, es más difícil.

Hubo una época, en la cual, un grupo de artesanos se junto para hacer de esta premisa su credo. Y de verdad que lo intentaron, pero quisieron hacer el diseño tan personalizado que fallaron en su intento.

Hablamos de las Arts & Crafts, un movimiento de finales del siglo XIX, donde su máximo exponente, William Morris, exasperado por como se desarrollaba la industrialización y el diseño en masa para todo el mundo, quiso reunir a un grupo de artesanos, diseñadores y arquitectos para realizar productos personalizados para todo el mundo, volviendo a los oficios y al trabajo manual como valor diferencial y así, repudiar la dirección que llevaba la industrialización.

Su estilo se distingue a leguas; remates en la madera vistos, lectura del material y detalles cuidados. Todo estaba hecho manualmente, todo estaba hecho a medida y con tiempo, porque para ellos era primordial dedicarle tiempo al producto final. Pero desafortunadamente, como ya hemos comentando en otras ocasiones, el tiempo es dinero y lo que empezó siendo “para todo el mundo”, acabo siendo “para unos pocos”.

El resultado eran productos de muy buena calidad pero le habían dedicado tanto tiempo que el precio se disparaba y solo una pequeña parte de la población podía acceder a estos diseños.

Como reflexión final, quizás decir que en Diseño puedes utilizar en algún elemento la personalización, pero este no va a estar exento de un coste que no muchos van a estar dispuestos a pagar.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp