Eneida

loading...

Hipnotízame

Tres segundos. Ese es el tiempo que tienes para convencer al viandante de que lo que ofreces, es lo que quiere o necesita ¿es poco tiempo verdad?

Los escaparates son la ventana a tu negocio (valga la redundancia), por ello, para acaparar todas las miradas deberían ser sorprendentes, atractivos y si consigues que sean hipnóticos..ding ding ding, ¿lo escuchas? es la campana de tu puerta que no para porque no deja de entrar gente.

¿Cómo empezamos? Ten en cuenta cuánto espacio dispones, qué expones y cómo.

No es lo mismo una joyería que una tienda de ropa. Si tenemos muchos objetos pequeños en un espacio grande, nuestro ojo, en esos tres segundos no va a fijarse ni en un 1/3 del producto, en este caso es más interesante enseñar menos producto pero focalizando la atención sobre él.

De igual manera, si tenemos objetos grandes en un espacio pequeño, quizás lo más sensato sea mostrar los productos de otra manera, sino tendremos la sensación de que el escaparate va a explotar en cualquier momento. Esto, son ejemplos, no son la norma. Detrás de un escaparate hay un estudio de luz, de cómo se relacionan los viandantes, del entorno etc. Cada uno tiene unas cualidades y por ello, no debemos generalizar para mostrar lo que ofrecemos, sino, se quedará en otro escaparate más.

Ahora que se acercan las navidades, experimenta, ¡hagan que las personas se sorprendan!, y si les sobrepasa, contacte con nosotros podemos diseñar su escaparate.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp