Eneida

loading...

Al vacío

Ese miedo al vacío en todas sus formas.

El espacio en blanco de una página que no se ha escrito.

Sentirse solo aunque estés rodeado de gente.

Una vivienda vacía esperando ser refugio.

Un póster con la composición a medias.

 

A menudo queremos rellenar ese vacío, de letras, de personas, de muebles, de dibujos y precisamente no se trata de rellenar, sino de convivir.

Convivir con lo que está, lo tangible, y con su ausencia. Encontrar el equilibrio para no abrumarnos de palabras vacías, personas innecesarias, muebles que nos quitan espacio y pósters saturados de elementos.

El vacío es tan importante como el contenido. Para que respire, no agobie y podamos leer entre líneas.

Ese miedo al vacío en todas sus formas.

El espacio en blanco de una página que no se ha escrito.

Sentirse solo aunque estés rodeado de gente.

Una vivienda vacía esperando ser refugio.

Un póster con la composición a medias.

 

A menudo queremos rellenar ese vacío, de letras, de personas, de muebles, de dibujos y precisamente no se trata de rellenar, sino de convivir.

Convivir con lo que está, lo tangible, y con su ausencia. Encontrar el equilibrio para no abrumarnos de palabras vacías, personas innecesarias, muebles que nos quitan espacio y pósters saturados de elementos.

El vacío es tan importante como el contenido. Para que respire, no agobie y podamos leer entre líneas.